IMG_20191030_094345

“La novela es una mezcla entre el mundo naval y el fantástico”, ha explicado. Está ya a la venta en librerías de Vitoria – Gasteiz como Elkar o Roning. También está disponible en Amazon

“Los lectores serán capaces de vivir persecuciones y combates navales, aspirar el olor acre de la pólvora, luchar de penol a penol contra otras embarcaciones o comprender por qué un capitán tenía derecho de vida y muerte a bordo de su navío”

GASTEIZ. La sala ARTgia sorgune & aretoa ha sido el escenario donde el escrito Pablo Espejo Saavedra ha presentado su primera novela. “Me propongo iniciar una saga literaria para un público masivo, una saga estructurable en novelas de magia y combates navales que bebe de las más sólidas fuentes, con capítulos cortos y adictivos, que pueda ser disfrutada a partir de los doce años de edad, y que además instruya e inicie a la gente en los términos náuticos”, ha explicado.

Espejo Saavedra cinéfilo y viajero vive a caballo entre Vitoria – Gasteiz y Bilbao y tiene como referencias a grandes autores como Julio Verne, Alejandro Dumas o Patrick O´Brien. De esta inspiración surge esta saga, El capitán Aurwel y el tesoro definitivo es la primera novela.

“Los lectores serán capaces de vivir persecuciones y combates navales, aspirar el olor acre de la pólvora, luchar de penol a penol contra otras embarcaciones o comprender por qué un capitán tenía derecho de vida y muerte a bordo de su navío”, explica Espejo Saavedra. Pero también asistirán “al resurgimiento de un poder soterrado y oculto, el poder de los Caballeros de la Cruz del Sur, y conocerán de primera mano a siniestros hechiceros, capaces de detener el tiempo, hacer estallar naves en llamas o decretar una glaciación desde el otro extremo del mundo”.

“Es un libro que quiere transmitir emoción”, explica. “Se trata de una obra pensada para el público, como decía, para un público amante de las grandes sagas de la cultura de aventuras”. “Su principal ingrediente es una combinación, creo que no desacertada, de épica y comedia”.

Dia de los difuntos 

Esta primera novela de Espejo Saavedra tiene varios caspítulos ligados a los ritos relativos al Samhain, la festividad brujeril precursora de nuestro Día de los difuntos o Día de Todos los Santos, Halloween, etc.

Un pasaje de la novela:

—Y, por último, el tejo —finalizó D`Beal—. Se asocia a la liturgia de los muertos, seguramente por su doble naturaleza de alimento y veneno. Es el tótem de la mitología zancia, vínculo de este pueblo con la tierra y los antepasados. Solía ser plantado cerca de las encrucijadas, no en vano es un árbol de gran sentido simbólico: una noche cercana al solsticio de invierno, en la que el velo entre el mundo de los vivos y los muertos se vuelve particularmente fino, los kártaros se reunían bajo un gran tejo y comían sus frutos para dirimir sus disputas, y al igual que el árbol del bien y del mal, a unos alimentaba, y a alguno envenenaba. Aunque es también un árbol que simboliza la resurrección, su principal significado está ligado a destinos crueles: con veneno de tejo se suicidaban los guerreros zancios antes de ser derrotados y caer en la esclavitud. 

En cuanto al autor

Pablo Espejo-Saavedra. Podría definirme como un soñador empedernido y un gran amante de la literatura clásica y contemporánea. Gracias a la experiencia vivida a lo largo de una década de dedicación a la escritura como hobby, y la publicación de relatos pequeños (La Fundación, editorial BAO), he tenido la suerte de poder alumbrar mi primera novela. Soy un enamorado de la cultura de aventuras (cine, literatura), y en particular, de las pulp fictions.